Páginas vistas en total

Translate

Google+ Followers

Google+ Followers

miércoles, 20 de febrero de 2013

PORTADA DE EL SOL DE LOS DIOSES DE CURTIS GARLAN


portada de el sol de los dioses de curtis garland,novela editada por la editorial bruguera el año 1972 y de la serie la conquista del espacio con el nº 73- 128 paginas y portada de miguel garcia.


otra portada de la misma novela,esta editada por la editorial astri el año 1987 y de la serie ciencia ficcion
con el nº 11 cubierta de almazan  y 96 paginas.

unas lineas de la novela

Avería —dijo Lev.


Se miraron. Con serenidad. Con frialdad. Pero había terror en el fondo de sus pupilas. El instintivo terror de todo hombre ante la muerte, ante lo inevitable.

—Dios mío... —musitó Alexis—. ¿Seguro, Lev?

—Seguro -—afirmó Lev—. Avería irreparable.

Luego, miraron al tercer miembro de la tripulación. Este se mantenía aún más frío y sereno que ellos.

—Eso significa... —comenzó, sin un solo temblor en la voz.

—La muerte —sentenció Lev.

—No exageres —suspiró Alexis—, De momento, sólo la pérdida del rumbo fijado.

—Es lo mismo. Perder el rumbo es irse hacia un sol cualquiera. O hacia la noche eterna de lo desconocido. Depende de adonde se dirija la nave. Ya no la controlamos. Tampoco la controlan desde tierra.

—Bien. Supongamos que es la muerte —habló el tercer miembro de la tripulación—. No podemos hacer nada. Sólo esperar.

—Esperar a morir —afirmó Lev—. Sí, eso es. Pero no me gusta esperar. Nunca me gustó.

—No queda otro remedio —sonrió Alexis, mirando al exterior negro y sin luces—. Aquí no existen alternativas.

Lev.

—En la vida, las alternativas son relativas, Alex. Y escoger, siempre es difícil. Prefiero no tener donde elegir. No hay posibilidad de errar. Todo depende de otras cosas, no de nosotros.

—Otras cosas... —repitió, pensativo, el tercer tripulante—. ¿Dios?

—Llámalo como quieras. No es ya nuestra responsabilidad. Somos un cuerpo flotante, perdido. Depende de adonde nos dirijamos. De cualquier modo, sea a donde sea, es el fin.

—Siempre aceptamos eso como un riesgo de nuestro trabajo —meditó Alexis en voz alta—. Otros compañeros, no importa de qué país fuesen, hombres del planeta Tierra, como nosotros, encontraron ese mismo final» antes de llegar - a esto. Cada vez es más difícil triunfar. Cada vez está más cerca el fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario